http://www.movingheartfoundation.com

BANNER PADRE CELESTIAL

WP_20140718_001 - 02

ESCAPULARIO DEL PADRE CELESTIAL. INFORMES 3118702094

INTRODUCCIÓN

Desde el comienzo de las apariciones en Gaithersburg, Maryland, Dios Padre, Jesús y Nuestra Señora han enfatizado la necesidad de rezar constantemente para establecer una relación más cercana a Ellos, así como también para pedir por nuestros hermanos y aquellos que no rezan por sí mismos pero que, sin embargo, son amados por Dios.

 

La lista de devociones que han pedido es muy extensa y es mejor implementarla a nuestro propio paso en vez de tratar de rezar todas las oraciones al tiempo. Nuestra Señora ha dicho repetidas veces “Recen y vivan la oración de la mejor manera que puedan. Eso es todo lo que pido. Eso es todo lo que Dios pide de ustedes, que procuren hacerlo lo mejor que puedan”.

RECEN!  RECEN!  RECEN!

 

ÍNDICE DE DEVOCIONES

 

PADRE ETERNO

Consagración a Dios Padre

Instrucciones del ESCAPULARIO AZUL

Novena del ESCAPULARIO AZUL

JESÚS

Coronilla del Buen Pastor

Mensaje de Jesús con las Letanías de los Sagrados Corazones

Letanía de los Sagrados Corazones

NUESTRA SEÑORA

Consagración al Inmaculado Corazón de María

Coronilla a Nuestra Señora la Buena Pastora

Misterios del Rosario de la Madre de Misericordia

Novena de la Madre de Misericordia con la Coronilla

Coronilla de la Madre de Misericordia

Coronilla de la Madre de Misericordia con Mensajes

SAN JOSÉ

Letanías al Castísimo Corazón de San José

Coronilla al Castísimo Corazón de San José

Consagración al Castísimo Corazón de San José

 

Consagración al Sagrado Corazón de Dios Padre

Revelada a Chris Courtis – 3 de abril de 2007

(Para decirse todos los días pero muy especialmente en el mes de agosto)

 

Padre nuestro que resides en el Cielo, me acerco a Tu Trono y te pido que me des la gracia de morar dentro de Tu Sacratísimo Corazón.

Prometo amarte y adorarte con todo mi corazón y alma.

Oh Padre Poderoso, ámame y permíteme amarte para que  también pueda ser uno en tu Santísima Voluntad.

Tú, Oh Dios, eres mi Creador y mi Padre de Misericordia y Amor y es en Ti en quien yo confío

que Tu Amor se convierta en mi amor, que Tu Voluntad se convierta en mi voluntad y que pueda vivir para hacer Tu Voluntad, no sólo en este mundo, si no en el próximo.

Oh Misericordiosísimo y Amoroso Corazón del Padre, te amo y confío en Ti por medio de Jesucristo tu Hijo. Amén.

 

DEVOCIÓN AL SAGRADO CORAZÓN  PATERNAL

DE DIOS PADRE

A través del Escapulario Azul

BANNER ESCAPULARIO

“Mis queridos hijos del mundo, sepan que no vengo a castigarlos sino a pedirles simplemente que vuelvan a mí.

Este es todo el propósito del Escapulario y de los Corazones que se les están ofreciendo para ayudarlos a lo largo de su viaje a casa, no para castigarlos sino para llamarlos a que regresen.

Hay grandes gracias y protección concedidas que recibirán y les prometo estas cosas porque los amo.”

 

(Mensaje de Dios Padre al mundo a través de Chris Courtis dado el 13 de abril de 2004).

 

El 13 de abril de 2004, Dios Padre, en su mensaje a Chris Courtis le pidió al mundo que tuviera una Devoción al Sagrado Corazón Paternal de Dios Padre a través del Escapulario Azul.

Mientras le mostraba a Chris una visión de las cuatro imágenes del Escapulario Azul, Dios Padre dijo:

“Mi Sagrado Corazón Paternal anhela salvar a la humanidad.  Es por esta razón que ofrezco mi Sagrado Corazón Paternal para que mis hijos puedan  afianzarse    firmemente de El.

En esta imagen, he aquí a María  como Nuestra Señora del Monte Carmelo.  Sepan que los que usen este Escapulario tendrán la protección de Nuestra Señora del Monte Carmelo y serán preservados del fuego eterno. Además, los consagrados recibirán la gracia y bendición de ser consagrados a su Inmaculado Corazón.

Y los que estén consagrados a este Escapulario y lo lleven puesto devotamente también serán cautivados en las virtudes del  Cristo Niño y también estarán consagrados a su Sacratísimo Corazón. Es por eso que María extiende su Inmaculado Corazón y Jesús está ofreciendo su Sagrado Corazón. Se les está dando a ustedes y se le está ofreciendo a toda la humanidad como medio de salvación.

He aquí mi promesa: Los que se consagren a mi Sagrado Corazón Paternal también estarán consagrados al Inmaculado Corazón de su Madre y al Sagrado Corazón de mi Amado Hijo, su Salvador, Jesús.

 

Prometo gracias especiales:

1.         Prometo paz.

2.         También prometo que voy a protegerlos de todos los peligros y ataques espirituales de Satanás, ya sea en el cuerpo, en el alma o en la mente. De cualquier forma de ataque estarán protegidos, incluso contra el clima y las plagas.

3.         También hago esta promesa en contra de mi justo juicio que se producirá y está ocurriendo ahora. Quienes lo lleven puesto devotamente recibirán protección contra mi juicio y  contra  las copas del juicio (Apocalipsis 16) que están siendo  infligidas a esta nación y al mundo ahora.

4.         Yo también prometo algo que nunca se ha hecho antes: Los que usen este Escapulario y me hagan una novena de nueve días,  recibirán la respuesta a lo que piden en sus oraciones. Una oración respondida por cada novena de nueve días rezada con el Escapulario.

No se equivoquen sobre esto. Este es mi regalo para ustedes. Recibirán todo pidiéndome y honrándome a Mí como su Señor, Dios y Padre.”

(El mensaje completo del 13 de abril de 2004 se puede leer en: www.movingheartfoundation.com).

 

INSTRUCCIONES

La oración de la novena debe rezarse durante nueve días consecutivos mientras sostienen el Escapulario. El Escapulario es para usarse diariamente, encima o debajo de la ropa normal.

Las oraciones deben ser rezadas de todo corazón para que sean eficaces ya que el propósito del Escapulario es fomentar una relación íntima, de confianza y amor con nuestro Padre mientras Él nos guía en nuestro camino a Su casa.

Recuerde que la respuesta de Dios a la oración es algunas veces, “si”, algunas veces “no” y algunas veces “no ahora, tomará tiempo”.

(Lea el mensaje sobre “oración” de María del 13 de mayo de 2001, que puede encontrarse en: www.movingheartfoundation.com.)

 

ORACIÓN DE LA NOVENA DEL ESCAPULARIO AZUL

 

Oh Dios, mi Padre, te doy mi amor y me consagro a Ti bajo el Escapulario Azul.

Oh el más amoroso y misericordioso de todos los padres, el Padre de toda la humanidad, dame tu ayuda  respondiendo a mi petición. (Ahora haga la petición).

Por favor concédeme mi petición por medio de tu amoroso corazón y de la intercesión de los amorosos Corazones de Jesús y María.

Padre Todopoderoso, tú conoces la multitud de mis necesidades y especialmente esta peticion que pesa sobre mi corazón.

Como tú has prometido, dale apoyo a esta oración especial y lléname con la mayor ternura de todas tus gracias.

Humildemente rezo y digo: Creo firmemente que en el Nombre de tu Hijo Jesucristo, nada es imposible para Ti.

El todo amoroso y más misericordioso de todos los padres, pongo mi confianza en Ti llevando  amorosamente puesto el Escapulario Azul, con fe, confianza y amor en Ti.

Y como la más humilde Reina, la Bienaventurada siempre Virgen María, te digo a Ti: “Hágase en mí según tu Palabra.” Amén.

(Dada a Chris en una aparición privada el 20 de enero de 2001).

 

REFERENCIAS BÍBLICAS

La Biblia habla muchas veces del Corazón de Dios y Nuestra Señora nos dijo el 24 de enero de 2004 con referencia al Sacratisimo Corazón Paternal de Dios Padre: “Como ustedes bien saben ahora, es bíblico y está llamando a toda la humanidad hacia Él.

A continuación están algunas de las referencias Bíblicas al Corazón del Padre en la Biblia.

 

Antiguo Testamento

“Se arrepintió de haber hecho al hombre en la tierra, doliéndose grandemente en su corazón.” (Gen. 6:6)

 

(David a Dios)

Y por amor a tu siervo y conforme a tu corazón has hecho todas estas grandes cosas, revelando todas estas grandezas, ¡Oh Yave!.” (1Crón. 17: 19).

 

(Dios a Salomón)

“Yo elijo y santifico esta casa para que en ella sea invocado mi nombre y para morar en ella por siempre, y la tendré siempre ante mis ojos y en mi corazón.” (2Crón. (17:16).

 

(Respuesta de Job a Baldad)

“Él es sabio de corazón y robusto de fuerza: ¿Quién se le opondrá y saldrá ileso?” (Job 9: 4).

 

(Job a Dios)

“¿Y me guardabas esto en tu corazón?  Bien veo que esto entraba en tus designios.” (Job 10: 13).

 

(El Salmista a Dios)

“El consejo de Yave permanece para siempre; los designios de su corazón, de generación en generación.” (Salmo 33:11).

 

(Dios a Jeremías)

“Yo os daré pastores según mi corazón, que os apacentarán sabiamente. (Jer. 3: 15).

 

(Dios a Jeremías)

“Por eso mi corazón suspira como una flauta por Moab, por las gentes de Quir-Jeres, por la pérdida de cuantos bienes habían adquirido.” (Jer. 48: 36).

 

(Dios a Oseas)

“Mi corazón se ha vuelto contra mí, a una se han conmovido mis entrañas.” (Os. 11: 8).

 

Nuevo Testamento

Las muchas referencias al amor de Dios indican que Dios tiene un amoroso corazón.

“Porque tanto amo Dios al mundo, que le dio su unigénito Hijo.” (Juan 3: 16).

“Dios probo su amor hacia nosotros en que, siendo pecadores murió Cristo por nosotros.” (Rom. 5: 8).

 

JESÚS CORONILLA  DE JESÚS EL BUEN PASTOR Y REY EUCARÍSTICO

Revelada a Chris Courtis en Julio del 2001kmmmmmmmmmmmmlmnbghfd

MENSAJES DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO

SOBRE LA CORONILLA DE JESÚS EL BUEN PASTOR 

Y REY EUCARÍSTICO

(Julio, 2001)

“Mi amado, manda hacer una Coronilla  de Mí como el Buen Pastor y Rey Eucarístico, y derramaré mis gracias y misericordia. Mi amado, no sabes cuántas gracias daré a aquellos que rezan mi Coronilla y creen que Yo Soy el Buen Pastor. Yo Soy el Buen Pastor y reuniré a mis ovejas, y no temerán las llamas del infierno porque las protegeré y las amaré, y satanás no tendrá poder sobre ellas porque yo, como el Buen Pastor y Rey Eucarístico estaré en medio de ellas, y donde Yo estoy, satanás huye.

“Yo soy la vida y la verdad, y siempre estoy con mi pueblo, no importa dónde estén o  cuan malas puedan estar las cosas. Siempre estoy con ustedes. Los amo a todos y quiero tenerlos en mi rebaño y cuidar de ustedes y amarlos. Estoy reuniendo mi rebaño ahora,  vengan, para que puedan ser parte de Mi vida y Mi amor, mi rebaño nunca carece de nada. Les daré todo lo que quieran y los haré corpulentos  y ricos en la sangre, amor y misericordia del Reino de mi Padre. Yo soy el Buen Pastor y el Rey Eucarístico, y en donde estoy, serán parte de Mi rebaño. El amor y la paz sea con ustedes.”

 

(Día siguiente)

“Mis queridos, cuando rezan esta Coronilla, están honrándome, su Señor y Salvador, porque Yo Soy el Buen Pastor y quiero pastorearlos y conducirlos a la vida, pero no puedo si no me aceptan.

Permítanme dejar claro que les estoy ofreciendo mi amor y misericordia a ustedes ahora para que puedan ser parte de mi rebaño. ¡Oh, qué gran rebaño de gente pequeña y sencilla que será parte de el! También estoy ofreciendo sus oraciones. Lo que me pidan, se los daré si está en Mi Voluntad, para mostrarles que las amo y que hay muchas, muchas, muchas más gracias más que les aguardan si rezan y creen en Mí.

Hay un tiempo para todo y ahora queda poco tiempo para poder ser parte de un rebaño viviente de los Santos. Los amo y no quiero verles perder su tiempo de gracia. Es por eso que ahora, más que nunca, estoy dispuesto a darles esta Nueva Coronilla a fin de que puedan utilizar su tiempo  para  conversión en lugar de pedir cosas que no necesitan. Aún responderé sus oraciones según mi voluntad para que no pierdan su tiempo en vano. Los amo y también me deleito en contestar sus oraciones. Invóquenme como el Buen Pastor y Rey Eucarístico y díganme lo que necesitan y crean en Mí. Entonces me agradarán y también tendrán más tiempo para la conversión.

Los amo a todos tanto que nunca entenderán totalmente Mi amor por ustedes en esta vida. Recen esta Coronilla y yo estaré allí.

He dado al mundo muchas Coronillas – La Coronilla de mi Divina Misericordia, Mi Coronilla de Jesús Rey de todas las Naciones y ahora ésta. Las tres son muy especiales y queridas por Mí. Así que si pueden, tomen un tiempo especial para orar todas las Coronillas y hablar conmigo. Encontrarán verdaderamente cuánto realmente los cuido y los amo, y verán cuánto les daré. Los amo a todos y les agradezco por su respuesta esta noche.”

(Nota: Jesús explicó que en lo sucesivo Él estaría satisfecho con una Novena de las tres Coronillas rezadas cada día durante nueve días).

ORACIÓN

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén

Un Padre nuestro

Un  Ave María

Un Credo

 

En las 5 cuentas grandes (en vez del Padre Nuestro) se dice:

Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo concédenos la paz.

Ruega y ayúdanos en nuestras necesidades y pruebas y líbranos de las llamas del infierno. Amén.

 

En las diez cuentas del Ave María:

Nuestro Señor Jesús,  Buen Pastor y Rey Eucarístico, acógenos en tu rebaño, haznos fuertes con tu amor y misericordia y concédenos paz para el mundo entero. Amén.

 

Al finalizar las cinco decenas:

Oh Sacratísimo Corazón de Jesús, yo creo que Tu corazón es el más benigno y amoroso de todos los corazones.

Yo creo que tu corazón derrama muchas gracias y amor por mí y por toda la humanidad.

Rezo y entrego esta petición a tu Sagrado Corazón. (Mencionar la petición).

Creo que tienes el poder para responder a ella, por lo tanto le pido  a Tu amorosísimo Corazón que abogues por esta causa, y ruego que me respondas y me des las gracias que deseo porque Te amo y creo en Ti.

Oh Sacratísimo Corazón de Jesús, responde a mi petición y concede la paz al mundo entero.

Oh Sacratísimo Corazón de Jesús, Te amo y creeré siempre en Ti.

Oh Sacratísimo Corazón de Jesús, te amo y confío en ti. Amén.

 

En cada una de las últimas tres cuentas:

Dios Padre Eterno, ten misericordia de nosotros.

Jesús nuestro Señor y Salvador, ten misericordia de nosotros y dadnos la paz.

Jesús, Cordero de Dios, ruega por nosotros.

Jesús, Buen Pastor, ruega por nosotros.

Sagrado Corazón de Jesús, ten misericordia de nosotros.

Jesús, Nuestro Señor, Buen Pastor y Rey Eucarístico, ten misericordia de nosotros.

Espíritu Santo, ruega por nosotros.

María Inmaculada Medianera, ruega por nosotros.

San José, Padre adoptivo de Jesús, ruega por nosotros.

Amén. Amén. Amén.

Hacerse la Señal de la Cruz (Tres veces):

La primera en honor al Padre.

La segunda en honor al Hijo.

La tercera en honor al Espíritu Santo.

 

Oración final: Amor de Dios

Oh Padre Eterno, te agradecemos por el amor y el sacrificio de tu Unigénito Hijo, nuestro Señor Jesucristo. Te amamos y te alabamos por darnos a nuestro Señor y Salvador, Rey Servidor y Buen Pastor. Que nos pastoree y nos lleve a la alegría de tu Reino. Que sea nuestro Buen Pastor y viva por siempre como el Rey Eucarístico. Que  continúe salvándonos de las llamas del infierno y de todas las asechanzas del demonio. Que por Su amor y misericordia hacia nosotros nos envié el Arcángel San Miguel para expulsar a Satanás y todos los demonios que puedan estar aquí. Te amamos Señor. Te amamos, Dios Padre, y porque nos amas tanto,  te amaremos, te alabaremos, te serviremos y te pediremos que seas nuestro Padre Celestial.

 

Un Padre nuestro

 

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén

 

Oraciones adicionales

(No son parte de la Coronilla)

Oh Jesús, Buen Pastor y Rey Eucarístico, ayúdanos en nuestras penas, Amén.

Oh Señor Jesús, Rey Eucarístico y Buen Pastor, ámanos y sálvanos de todas las asechanzas y llamas del infierno. Sé nuestro Buen Pastor, Salvador y Rey Eucarístico. Sálvanos. Amén.

* Estos mensajes y Coronilla, le fueron dados a Chris Courtis en su casa a través de locuciones interiores en julio de 2001.

El 25 de diciembre de 2010, nuestra Señora le pidió que fueran reveladas.

MENSAJE DE JESÚS, (LA TRINIDAD, SAN JOSÉ, SANTA ANA Y MARÍA) AL MUNDO

(25 de mayo de 2008, a través de Chris Courtis, un visionario en Maryland, USA)

Él dice (Chris): ¡Jesús está aquí!

Mis queridos

Hoy vengo a revelarles una letanía que deseo que recen todos los días, antes o después del Rosario. Esta devoción, esta letanía, ayudará a promulgar la devoción a los corazones que deseo que sean promulgados. (¡Veo a Dios Padre, a Jesús, al Espíritu Santo, a María, a San José y a Santa Ana! ¡Veo ángeles alrededor de ellos! Jesús dice que Él empezará la letanía pero que cada uno vendrá, separadamente, y revelará su parte. Él sonríe y dice: “No te preocupes”. Jesús dice,)

Deseo que recen la letanía de esta manera:

Señor Jesucristo, Hijo de Dios vivo, ten misericordia de nosotros.

Señor Jesucristo, Hijo de Dios vivo, ten misericordia de nosotros.

Señor Jesucristo, Hijo de Dios vivo, ten misericordia de nosotros.

Dios Padre, ten misericordia de nosotros.

Señor Jesucristo, ten misericordia de nosotros.

Espíritu Santo, ten misericordia de nosotros.

(Y ahora Él está señalando a Santa Ana. Ella viene hacia adelante. Ahora ella está revelando su corazón. Su corazón, veo su corazón. Es un corazón rojo hermoso con un arbusto florecido. Ella dice,)

Oh Santísimo Corazón de Santa Ana, ruega por nosotros. (Luego ella se marcha)

(Ahora San José viene hacia adelante, Él está revelando su corazón. Su corazón es hermoso y rojo y tiene tres lirios abiertos que salen del centro del corazón. Él dice,)

Oh Castísimo Corazón de San José, ruega por nosotros. (Él se aleja hacia atrás.)

(La Santísima Madre, ahora, viene hacia adelante. ¡Ella también está revelando su corazón, un hermoso corazón! Hay flores alrededor del corazón. Hay una espada que lo atraviesa y las flores son rosas – rojas, blancas, rosadas y amarillas y hay una corona de espinas suspendida alrededor de él, no envuelta alrededor de él sino como en forma ovalada alrededor del corazón. Ella dice,)

Oh Dolorosísimo y Misericordioso Inmaculado Corazón de María, ruega por nosotros pecadores ahora y en la hora de nuestra muerte.  (Ella se va hacia atrás.)

(Veo una cruz, grande. Viene hacia abajo, descendiendo. Es una cruz negra grande y veo  letras escritas en luz alrededor de ella. Dice,)

Oh Señor Jesús, por tu Santísima Cruz, líbranos del maligno. (La cruz está ahora ardiente en luz. Ahora se fue)

(Veo al Espíritu Santo ahora. El Espíritu Santo viene hacia adelante. Es una paloma de luz y hay una luz alrededor de ella muy brillante. Puedo ver a medida que se da vuelta de lado, un corazón dorado en el centro de su pecho, hecho de fuego. El fuego en sí es dorado y está en forma de un corazón. Oigo interiormente las palabras pero no son audibles. El Espíritu dice,)

Oh Divinísimo Corazón Ardiente del Espíritu Santo, ven sobre mí

Oh Divinísimo Corazón Ardiente del Espíritu Santo, ten misericordia de nosotros. (La paloma vuela y se aleja).

(¡Es el Niño Jesús! Él tiene una túnica rosada y su cabello rubio. Sus ojos son castaños. Es como si estuviera moviendo su túnica. Veo su corazón. Es un corazón hermoso. Hay una herida en su corazoncito con gotitas de sangre y llamas de fuego. El Niño Jesús habla y dice,)

Oh Sagrado Corazón Infantil de Jesús, ten misericordia de nosotros.

Hay una luz que lo está envolviendo. La luz y el Niño están creciendo y creciendo. ¡Ahí esta Jesús, como el de la Divina Misericordia! Está revelando su corazón. ¡Allí esta!  Hay rayos de luz blanca y roja brotando hacia adelante. Él dice,)

Oh Sacratísimo Corazón de Jesús, ten misericordia de nosotros. (Está caminando hacia atrás.)

(Un Ángel hacia mi izquierda está portando una custodia. ¡Es Jesús Eucaristía! La Hostia en la custodia se está transformando como en un corazón. Es un corazón. Oigo a Jesús hablar de nuevo y Él dice,)

Oh Sacratísimo Corazón Eucarístico de Jesús, ten misericordia de nosotros. (El Ángel vuela lejos hacia mi izquierda, elevándose.)

(Ahora veo a Dios Padre. Dios Padre está sentado en un trono. Él no revela su corazón abriendo su túnica. Solamente toma Su corazón y lo coloca hacia afuera. Es un corazón hermoso, dorado y con fuego y Él dice,)

Oh Sacratísimo Corazón Paternal de Dios Padre, ten misericordia de nosotros.

(Debo enfatizar que ahora estoy viendo el Sagrado Corazón de Dios Padre, el Inmaculado Corazón de Nuestra Señora y el Sagrado Corazón de Jesús. Están todos juntos en una fila, separados, pero resplandecientes y  todos son dorados.)

Oigo a san José hablar pero no lo veo. Él dice,)

Por intermedio de esta Letanía de los Santísimos y Sacratísimos Corazones ruego que  siempre pueda estar unido al Inmaculado Corazón de María, al Sagrado Corazón de Jesús y al Sagrado Corazón de Dios Padre. A través de estos tres Corazones Tú has forjado la salvación.

(Jesús está caminando hacia adelante. Él dice,)

Te he mostrado la gloria de Nuestros Corazones y la gloria de la letanía. Deseo que la recen. También deseo que la mediten, y que todo el contenido de este mensaje que has recibido en esta visión sea conocido.  Que las oraciones que han sido pronunciadas desde el comienzo de la letanía y por cada individuo por separado sea rezada todos los días. (Él me pregunta que si entiendo. Sí. Dice Chris,) Entonces ve con mi bendición, en el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

LETANÍA DE LOS SANTÍSIMOS Y SACRATÍSIMOS CORAZONES

El 25 de mayo de 2008, Jesús nos pidió rezar la Letanía de los Santísimos y Sacratísimos Corazones, cada día, antes o después del Rosario

Señor Jesucristo, Hijo de Dios vivo        Ten misericordia de nosotros.

Señor Jesucristo, Hijo de Dios vivo        Ten misericordia de nosotros.

Señor Jesucristo, Hijo de Dios vivo        Ten misericordia de nosotros.

Dios Padre                                              Ten misericordia de nosotros.

Señor Jesucristo                                    Ten misericordia de nosotros.

Espíritu Santo                                          Ten misericordia de nosotros.

Oh Santísimo Corazón de Santa Ana                    Ruega por nosotros.

Oh Castísimo Corazón de San José                      Ruega por nosotros.

Oh Dolorosísimo y Misericordioso Inmaculado Corazón de María      Ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte.

Oh Señor Jesús, por Tu Santísima Cruz                  Líbranos del maligno.

Oh Divinísimo Corazón Ardiente del Espíritu Santo            Ven sobre mí.

Oh Divinísimo Corazón Ardiente del Espíritu Santo   Ten misericordia de nosotros.

Oh Sacratísimo Corazón Infantil de Jesús                    Ten misericordia de nosotros.

Oh Sacratísimo Corazón de Jesús                               Ten misericordia de nosotros.

Oh Sacratísimo Corazón Eucarístico de Jesús                       Ten misericordia de nosotros.

Oh Sacratísimo Corazón Paternal de Dios Padre       Ten misericordia de nosotros.

Por intermedio de esta Letanía de los Santísimos y Sacratísimos Corazones ruego que  siempre pueda estar unido al Inmaculado Corazón de María, al Sagrado Corazón de Jesús y al Sagrado Corazón de Dios Padre. A través de estos tres Corazones Tú has forjado la salvación.

NUESTRA SEÑORA

CONSAGRACIÓN AL INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA

(Debe recitarse al levantarse y antes de acostarse)

Oh Madre de Misericordia, me consagro a tu Inmaculado Corazón.

Enséñame tu humilde camino.

Sé benévola conmigo y guíame en este día (o en esta noche).

Ruega para que pueda hacer siempre lo que Dios quiere de mí, y que pueda practicar el amor y la misericordia.

Oh, Santa Madre, Inmaculada y Misericordiosa, llena mi corazón con las más abundantes gracias y misericordia de Dios.

Que mi corazón se desborde en misericordia para que pueda ser amable con el desconocido, amar a los ancianos, enseñar a los jóvenes y ayudar a los ignorantes  a ver que Dios es real y que Jesús ama a todos los hombres.

Déjame ser un apóstol, Oh María, de tu misericordia maternal.

Deja que tu  Corazón Misericordioso sea un refugio para mí en la última hora de mi muerte, y deja que tu Inmaculadísimo Corazón, que es el Corazón Misericordioso de una Madre, sea para todos los cristianos y todos los niños su refugio en tiempos de necesidad y aflicción.

Oh Jesús, a través del Misericordiosísimo Corazón de tu Madre, rogamos por el triunfo de su Inmaculado Corazón. Amén.

 Jaculatoria (Tres veces)

Oh Misericordiosísimo Inmaculado Corazón de María

Ruega por nosotros.

 

CORONILLA A  NUESTRA SEÑORA LA BUENA PASTORA

mmmmmmmmmmml

La Señal de la Cruz

Un Padre nuestro

Un Ave María

Un Credo

En las cuentas del Rosario en vez del Padre Nuestro antes de cada decena:

María, la Buena Pastora de tu hijo Jesús, cuida tu rebaño y lleva a todas las almas perdidas y olvidadas al cielo. Oh dulce y amorosa Pastora, cuyo corazón está lleno de gran misericordia, por el amor a Jesús, apiádate de nosotros.

En las diez cuentas del Ave María de cada decena:

Oh María, Nuestra Señora, la Buena Pastora, ten piedad de mí pecador y como un cordero llévame de regreso al hogar de Jesús.

Una Salve.

En las tres últimas cuentas

Oh María, la Buena Pastora

Ruega por nosotros.

En el Nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

MENSAJES DE LA VIRGEN MARÍA

 

El 2 de noviembre de 2010

“Hijos míos, es el deseo de Dios que venga a estar con ustedes hoy para llamarlos que regresen  a mi Hijo.

Él desea establecer en el mundo  devoción a Mí bajo el título de Nuestra Señora la Buena Pastora.

También estoy aquí con mi Hijo pastoreando Su rebaño y llevando las ovejas y los pastores a una meta y a una única meta, a Jesús y Su Sacrificio.

Deseo y anhelo que el  25 de abril de cada año dediquen este día a la Buena Pastora.

Los llevaré a mi Hijo con el cuidado, la simplicidad y la facilidad de un niño.”

El 13 de diciembre de 2010:

 “Así como Jesús es el Buen Pastor, yo soy la Buena Pastora, voy detrás de mí rebaño  buscando  esos pequeñitos que se han perdido porque soy su Madre.”

El 25 de diciembre de 2010

“Deseo que ustedes también se reúnan el 25 de abril de cada año para la fiesta de Nuestra Señora, la Buena Pastora.”

MISTERIOS DEL ROSARIO DE  LA MADRE DE MISERICORDIA

ANTECEDENTES

A principios del año 2003, Chris Courtis, un visionario que ha experimentado apariciones públicas y mensajes de Dios Padre, Jesús y María desde marzo del año 2000, querían más meditaciones, fuera de los 20 misterios tradicionales del Rosario, para poder contemplarlos privadamente ya que él rezaba el Rosario diariamente. Reunió 20 hojas de papel rayado y un lápiz y esbozó 20 nuevos misterios Gozosos, Luminosos, Dolorosos y Gloriosos. Él escribió los misterios inspirándose en los escritos de otros visionarios como por ejemplo “La Ciudad Mística de Dios” por Mary de Agreda, así también como escenas que le han sido mostradas por la Santísima Virgen en sus apariciones privadas. También sintió las inspiraciones del Espíritu Santo en la selección de estos misterios particulares. Luego, ilustró cada uno, completando la tarea en 20 días. El tituló este Rosario “La Virgen de los Milagros”.

Chris hizo esto con la intención de que estos misterios lo ayudaran a orar y que fueran solamente para su propio uso privado, pero luego, el 25 de abril de 2006, nuestra Madre de Misericordia hizo este anuncio en su mensaje a través de Chris en el grupo de oración:

“Te estoy hablando a ti, mi pequeño y a todos aquí presente. Deseo anunciarles públicamente que el Rosario que hiciste para mí, que yo ahora he cambiado como  “Rosario de la Madre de Misericordia”, sea distribuido el 25 de mayo. No te preocupes como ocurrirá esto. Cuentas con todo lo necesario. Tienes ayuda, mi pequeñito.  Estará listo para el 25 de mayo y yo les explicare más acerca de esto y como rezarlo.”

Debido a que las ilustraciones fueron dibujadas con lápiz en papel rayado, fue difícil reproducirlas claramente. Los dibujos a lápiz fueron retenidos con una pluma negra donde fue posible, pero la mayoría de las líneas del papel no las pudimos borrar. Los resultados fueron impresos en respuesta a la solicitud de la Madre de Misericordia de distribuirlos en el encuentro del grupo de oración el 25 de mayo, día de la Fiesta de la Madre de Misericordia.

El 25 de mayo de 2006, nuestra Madre de Misericordia nos dio el siguiente mensaje a través de Chris:

“Queridos hijitos míos, ¡Alabado sea Jesús!

Mis queridos hijos, hoy, en este día de Mi Gran Fiesta como su Madre de Misericordia, les traigo no sólo al niño Jesús a quien tengo en mis brazos, sino a toda la Corte Celestial. (Veo muchas, muchas personas y Ángeles. Están todos alrededor). Hoy deseo invitarlos a dedicarse más a la oración. Es por ello que deseo llamarlos a rezar el Rosario de la Madre de Misericordia. Deseo darles esta nueva devoción junto con  mi Coronilla para que puedan entender mejor los Misterios de Dios, que están colocados dentro de mí. Por lo tanto, queridos hijos, quiero darles este regalo.

Los misterios están inspirados por el Espíritu Santo, y los llaman a una fe más profunda y a confiar en Mí, su Madre. Hay muchos misterios en este Rosario sobre Mí, su Madre. A través de este Rosario, llegarán a entender más mis misterios y como soy no sólo la Madre de Dios, sino su Madre de Misericordia.

“Sí, es cierto, he cambiado el nombre de este Rosario. En un tiempo llamado la Virgen de los Milagros. Los cambié a la Madre de Misericordia porque fue a través de cada instancia que cuando el milagro fue proclamado fue a través de mí intercesión bajo el título de Madre de Misericordia. Dios concedió estos milagros y estas gracias a través de Mí que intercedí a su favor. Es por ello que cambié el nombre a Madre de Misericordia porque cada milagro en el que yo ayudé y obtuve con mi intercesión   salió de mi amorosa misericordia y de la incesante Misericordia de Dios  trabajando a través de mí.

“Deseo decirles cómo deberán ser rezados: El domingo, deberán empezar con los Misterios Gozosos del Rosario tradicional. El lunes, deben  rezar los Misterios Luminosos del Rosario tradicional. El martes, deben rezar los Misterios Dolorosos del Rosario tradicional, y el miércoles, deben rezar los Misterios Gloriosos del Rosario tradicional. Entonces el jueves, deberán rezar los Misterios Gozosos del Rosario de la Madre de Misericordia. El viernes, deberán rezar los misterios Luminosos míos del Rosario de la Madre de Misericordia. El sábado, deberán rezar los Misterios Dolorosos del Rosario de la Madre de Misericordia y el domingo, deberán rezar los Misterios Gloriosos del Rosario de la Madre de Misericordia.

Así deberán orar, y será durante ocho días, cuatro dedicados al Rosario tradicional y cuatro días dedicados a mi Rosario. Ocho es la realización de Dios. Es perfecto en su forma y su símbolo. Es completo y entero. Por lo tanto, durante ocho días deberán rezar, cuatro dedicados al Rosario tradicional y de nuevo cuatro dedicados a mi Rosario

Y eso es todo. Deberán rezar así todo el tiempo. Deseo que se acerquen a mi Inmaculado Corazón Misericordioso, y ésta es una forma en la que lo estoy logrando, a través de este Rosario y la Coronilla de la Madre de Misericordia… Este mensaje que les doy es para el mundo, pero también es para aquellos que deseen aceptarlo, porque cualquiera está invitado a rezar el Rosario, si lo desea…”

MISTERIOS GOZOSOS DEL ROSARIO DE  LA

MADRE DE MISERICORDIA

Primer Misterio Gozoso

El Encuentro de María en el Jardín

María tiene dos años y Santa Ana no puede encontrarla. Ella dio una vuelta  y la niña María desapareció. Santa Ana comienza a entrar en pánico y ora a Dios: “¡Oh, Dios mío!, siento mucho haber perdido a tu pequeñita. Por favor, ten piedad de mí, Oh Padre Poderoso y ayúdame a encontrarla”. En ese momento, ella oye a María reír. Mira hacia abajo y encuentra a María jugando en el jardín de rosas. María está desprendiendo los pétalos de las rosas. Los pétalos simbolizan las gracias de Jesús.

Fruto del misterio: Cuando encuentres a María, encontrarás a Jesús.

Segundo Misterio Gozoso

María ruega para que San José pueda realizar la Santa Voluntad de Dios

San José no sabe qué pensar sobre María estando encinta entonces se va a casa a orar y a pensar sobre estas cosas. María empieza a orar y a pedirle a Dios que ayude a San José para que tenga una comprensión más clara de la Santa Voluntad de Dios y pueda llevar a cabo la Santísima Voluntad de Dios. Esa noche, a través de la intercesión de la Santísima Madre María, Dios envía a San Gabriel a San José para decirle que tome a María como su esposa y que el bebé que nacerá es el Hijo de Dios.

Fruto del misterio: A través de María, llegamos a conocer la Santa Voluntad de Dios.

Tercer Misterio Gozoso

El Niño Jesús proporciona alimento para su Padre y Madre huyendo a Egipto

María siente hambre. José le pregunta, ¿Tienes hambre María? Tú no has comido nada desde hace dos días.” María dice: “Sí, un poco,” Mientras continúan su viaje, José y María ven algunos higos en una higuera, pero están demasiado altos para que José los alcance, inclusive con su bastón. María mira al Niño Jesús tan amorosamente que Él se conmueve con compasión por su Madre. El Niño Jesús levanta sus manos y la rama de la higuera se inclina hasta el suelo para que María pueda comer de ella.

Fruto del misterio: Con una mirada de María, se derriten todos los corazones.

Cuarto Misterio Gozoso

Llegando a Egipto, María y el Niño Jesús exorcizaron todos los demonios al infierno.

Al llegar a la ciudad, un árbol cerca a la entrada inclina sus ramas, hasta la tierra, rindiendo homenaje a su Creador y agradeciéndole a Él y a su Madre por liberarlo de un demonio que había sido venerado durante mucho tiempo por los egipcios. Exorcizando su poder supremo mientras pasa a través de la ciudad, el Niño Jesús con Su madre arrojan a todos los demonios al infierno,  derrotan  ídolos y destruyen sus templos.

Fruto del misterio: En el Santísimo Nombre de Jesús, María y José, todos los demonios son arrojados al infierno.

 

Quinto Misterio Gozoso

María y el Niño Jesús en Egipto / Madre de la Alegría

 

La fama de la santidad de la Sagrada Familia se extiende a lo largo de la ciudad y personas de toda condición acuden a visitarlos. Nuestro Señor responde que María debería instruirlos en las verdades de la fe y el conocimiento del verdadero Dios. Ella se dedica especialmente a la atención de los pobres y enfermos en quienes ejercitó no sólo su caridad, sino también su sabiduría y poder. Tan grande es el número de las multitudes que acuden a ella que le pide a Nuestro Señor que le permita a San José ayudarla en su tarea.

Fruto del misterio: María siente gran alegría al ayudarnos.

MISTERIOS LUMINOSOS

DEL ROSARIO DE  LA MADRE DE MISERICORDIA

Primer Misterio Luminoso

La Santísima Virgen en la Boda de Cana

Después de su regreso a Galilea con sus primeros discípulos, Jesús y su Madre son invitados a Cana, cerca de Nazaret, para asistir a la boda de una pareja joven que conocían. Durante la cena, María se da cuenta de que no hay más vino. Ella se acerca a Jesús y le susurra, “No tienen más vino”. Jesús le dice, “¿Qué es eso para ti y para mí?” María se dirige hacia los criados y les dice: “Hagan lo que El les diga”. Con esas palabras, Jesús cambia el agua en vino.

Fruto del misterio: A través de la intercesión de Nuestra Señora, todas las cosas son posibles.

Segundo Misterio Luminoso

María lleva los niños a Jesús para que los Bendiga

Un día después de que Jesús había estado enseñando durante muchas horas, algunos niños intentan conseguir una bendición de El. Pero uno de los apóstoles, llamado Judas, les dice: “El Maestro está muy ocupado, por favor vuelvan en otra oportunidad.” María, viendo que los niños estaban decepcionados, les dice “¿Desean ver al Maestro?” Uno de los niños, dice, “Sí, queremos verlo, pero ese hombre dijo que no podíamos.” María les dice: “Vengan conmigo, soy Su Madre. Los presentaré al Maestro.” Ella lleva a los niños directo a Jesús para que El los bendiga.

Fruto del misterio: María nos lleva a Jesús.

Tercer Misterio Luminoso

María y María Magdalena se convierten en amigas

Un año después de conocer a Jesús, María Magdalena conoce a la Santísima Madre María, Madre de Jesús, Dios. Cuando María Magdalena conoce a María, empieza a entender cómo es que las mujeres deben comportarse. La Santísima Madre María le dice muchas cosas incluyendo que con el fin de amar más al Señor, debemos sacrificarnos nosotros mismos a El de la misma manera que El lo ha hecho por nosotros. La Santísima Madre le dice que Dios y Jesús la aman mucho y que busque la misericordia de Dios. María Magdalena ama a la Santísima Madre María tanto que moldea su vida imitándola a Ella y la toma como su propia madre.

Fruto del misterio: No deje que el pecado te aparte del amor y la misericordia de Dios.

Cuarto Misterio Luminoso

María se revela a los Apóstoles y a las Santas Mujeres como la Madre de Dios

Un día, una mujer llamada María le dice a la Santísima Madre María, “Tú y Su Padre deben estar tan complacidos con Él.” Nuestra Señora responde, “Sí, estoy orgullosa de Él pero también lo está su Padre Celestial.” Entonces una de las otras Marías dice: “¿Es cierto lo que dicen de Él, que José no es su Padre?” Nuestra señora le dice: “Sí, es cierto. Escuchen y les diré cómo descubrí que estaba encinta. Una mañana me levanté para sacar agua del pozo cuando de repente vi a un Ángel del Señor.” Luego procede a contar la historia de su Anunciación gozosa.

Fruto del misterio: María es la Madre de Dios, o Theotokus, que significa portadora de Dios.

Quinto Misterio Luminoso

María recibe humildemente a Jesús Eucaristía

Sabiendo que  el momento de la Primera Santa Comunión está cerca, la Madre de Dios se absorbe en oración y meditación, en estrecha unión espiritual con la oración y acciones de su Hijo. Nuestro Señor toma una partícula del Pan Consagrado y le da al invisible Arcángel San Gabriel quien lo lleva a María sin que nadie más sea consciente de lo que está pasando. Cuando Ella ve acercarse al San Gabriel, humildemente recibe a su Señor Eucaristía con reverencia, temor y alegría, dando gracias a Dios con todo su corazón. Ella recibe a Jesús Eucaristía en presencia de las santas mujeres y Magdalena.

Fruto del misterio: La Eucaristía es verdaderamente el Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad de Jesucristo.

MISTERIOS DOLOROSOS

DEL ROSARIO DE LA MADRE DE MISERICORDIA

Primer Misterio Doloroso

María la pide a los Angeles que recojan la Sangre de Jesús

Sus venas están abiertas por las caídas y por los golpes que recibe, para que El no pueda levantarse Sus manos están encadenadas y sujetadas detrás de su espalda. La prudente y tierna Madre le pide a los Angeles que recojan y preserven las gotas de la Preciosa Sangre, para que no puedan ser profanadas y pisoteadas. Ella también les pide que sostengan a su Creador cuando esté en peligro de caer. Pero ella no da esta orden sino hasta que obtiene el permiso del Señor. El Señor responde su oración.

Fruto del misterio: La Sangre de Jesucristo es nuestra vida y nuestro gozo.

 

Segundo Misterio Doloroso

María ve a Jesús humillado ante el pueblo

Pilato dice a la multitud, “He aquí al hombre. ¿Qué motivo tienen para temer que El se vaya a hacer Rey puesto que ya no se asemeja ni a un hombre y nada puede ser hallado en El para merecer la muerte? Pero la multitud enfurecida grita, “¡Crucifícalo! ¡Crucifícalo!”

Ante este triste espectáculo, la Santísima María, nuestra Reina Agonizante, se postra en el suelo y reconoce a Jesús como verdadero Dios y verdadero Hombre. En este acto, Ella se une a San Juan, a las santas mujeres y a los Angeles. Los judíos, viendo que Pilato está ansioso por liberar a Jesús, incitan a un gran tumulto y amenazan a Pilato si no condena a Jesús a  muerte.

Fruto del misterio: Reconocer que Jesucristo es verdadero Dios y verdadero Hombre.

Tercer Misterio Doloroso

María se encuentra con Jesús y llora Lágrimas de Sangre

Mientras Jesús sube al Calvario, se encuentra con su Santísima Madre María.  Jesús ve a María y María ve a Jesús. Ningún dolor y ninguna pena están ocultas ante los ojos de cada uno. Cada uno comparte el martirio del otro. En este punto María comienza a llorar Lágrimas de Sangre. Qué pena la de este Hijo al contemplar a su Madre en una agonía como la de la muerte. Sin embargo, la multitud de personas es tan grande y su atención está tan concentrada en Jesús que nadie, solo Jesús, ve a su Madre llorar Lágrimas de Sangre. La pena de María es tan grande que moriría de aflicción si ella no fuera sostenida por Dios.

Fruto del misterio: María sufre en gran silencio.

Cuarto Misterio Doloroso

En la crucifixión, María se convierte en nuestra Madre

Después de la conversión del buen ladrón, Jesús arroja una mirada de amor indescriptible sobre su Madre y pronuncia las palabras: “Mujer, he aquí a tu hijo,” así, entregándosela a San Juan, a quien le dijo: “He aquí a tu madre.”

Son casi las 3 de la tarde cuando El dirige a su Padre Eterno las palabras: “Dios mío, Dios mío, ¿Por qué me has abandonado?” Las siguientes palabras son: “Tengo sed. Todo está consumado.” Cuando María oye estas palabras, en su corazón sabe que Jesús está muriendo. Ella lo mira tan amorosamente y con lágrimas en sus ojos le escuchó pronunciar Sus últimas palabras: “Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu.” Después de decir esto, Él muere.

Fruto del misterio: Es a través de la Cruz de Jesús que María se convierte en nuestra Madre.

 

Quinto Misterio Doloroso

María sostiene el Cuerpo de su Hijo Jesús en sus brazos

José de Arimatea le pide a María que se retire, pero Ella le responde: “Así como he tenido el consuelo de estar presente en la muerte de mi hijo en la Cruz, permítame también verlo cuando lo bajen ya que por este acto de gran piedad se me dará más alivio que dolor y sufrimiento. Ellos empiezan a retirar el Cuerpo destrozado de Jesús. Para recibir el Sagrado Cuerpo, la Virgen se arrodilla y extiende sus brazos. San Juan sostiene su cabeza y Magdalena los pies. María llora intensamente. Ellos tienden el Cuerpo Divino en el seno de la Madre Dolorosa. Ella acuna el Cuerpo de su Hijo muerto en sus brazos. Su dolor es muy grande.

Fruto del misterio: Los que aman a Jesús sufren.

MISTERIOS GLORIOSOS

DEL ROSARIO DE LA MADRE DE MISERICORDIA

Primer Misterio Glorioso

María le pide a Jesús que se le aparezca a los discípulos

Después de la resurrección, Jesús se le aparece a su Santísima Madre. Al aparecérsele a ella en su habitación, El le dice: “Mujer, no llores. Deja que las lágrimas de dolor se conviertan en lágrimas de gran alegría, porque he aquí, tu Hijo que había muerto está vivo de nuevo. He aquí, mi Madre, Yo estoy aquí”. Cuando María abre sus ojos, su Hijo Jesús está parado delante de ella. María se llena de gran alegría. Ella se postra en el suelo y comienza a adorar a su Hijo y Señor, El la levanta la lleva a Su lado. Entonces la Santísima Madre dice: “¡Oh hijo mío!, ¿Me harías el favor de aparecértele a los discípulos para que en su pena pueden ver y creer?” Jesús, dice: “Sí”, entonces la bendice y se va.”

Fruto del misterio: María realiza milagros en el nombre de su Hijo Jesucristo.

Segundo Misterio Glorioso

María es el eslabón que nos conecta al Espíritu Santo

La Santísima Madre conoce el momento en que el Espíritu Santo está por venir. Ella le comunica esto a los apóstoles para que recen con fervor y le rueguen al Espíritu Santo que venga.

Mientras están orando, uniéndose a su Reina con gran fervor, a la hora de las tres, oyen un trueno espantoso y un viento impetuoso acompañado con gran esplendor, como un relámpago y fuego, que parecen investir el recinto de la última cena llenándolo de luz. Este divino fuego se esparce sobre esta Asamblea Santa y reposa sobre la cabeza de cada uno en forma de lengua de este mismo fuego que el Espíritu Santo vino. Todos se llenan del Espíritu Santo.

Fruto del misterio: A través de la Santísima Madre,  se puede recibir el Espíritu Santo.

Tercer Misterio Glorioso

María acude a ayudar a una mujer agonizante

Una mujer que está en su lecho agonizante está siendo atormentada por los demonios. María ve todo esto y reza por ella. Exactamente cuando la mujer está muriendo, la Santísima Madre, acompañada por los Ángeles y por San Juan, es transportada a su habitación. Cuando la mujer agonizante la ve, ella dice, “Mi Reina, una mujer que me visitó hace unos días me persuadió que los discípulos de Jesús me habían engañado y me dijo que yo debía separarme de ellos y de Ti.” La Santísima Madre responde: “Hija mía, la mujer que se te apareció  era el demonio, tu enemigo. Vengo, pues, de parte del Altísimo para darte la vida eterna.” Después de recibir el perdón por su pecado, ella recibe a Jesús en el Santísimo Sacramento y muere, siendo escoltada al cielo por la misma Santísima Madre.

Fruto del misterio: La Virgen María nos lleva a la salvación dándonos a Jesús, su Hijo.

Cuarto Misterio Glorioso

La Santísima Trinidad corona a María como Hija, Madre y Esposa

Al ser asunta al cielo después de su muerte, Maria es triplemente coronada como la Augusta Reina del Cielo. Todos los Angeles suenan sus trompetas y dicen: “Todos en el cielo, todos en el Purgatorio, todos ustedes en la tierra, alaben a la Santísima Trinidad por darles a María como Reina del Cielo y de la Tierra.” En ese momento, Dios Padre la corona y le dice, ” ¡Eres mi amada hija!” Luego Jesús la corona y dice: “ ¡Tú eres mi Amada Madre!” Después el Espíritu Santo la corona y dice: ” ¡Tú eres mi amada Esposa!” A continuación, hablando en una sola voz, le dicen: “Y a ti, no te negaremos nada. Todo lo que pidas, te será concedido. Amén.”

Fruto del misterio: Confía en la intercesión de María.

Quinto Misterio Glorioso

María se le aparece a los Apóstoles

Santo Tomás Apóstol llega a la tumba donde la Santísima Madre había sido colocada hace tres días. Ansioso de contemplar a la Madre de su Salvador por última vez, Tomás ayuda a los otros Apóstoles a remover la piedra de la tumba. No encuentran nada más en su interior que las sencillas túnicas de la Santísima Madre y un magnífico jardín de lirios florecientes creciendo en la oscuridad. Asombrados, los Apóstoles gritan a una sola voz: “Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén” Al final de esta oración, la Santísima Madre se  aparece ante ellos vestida de sol, con la luna bajo sus pies y sobre su cabeza una corona de doce estrellas. Con alegría ellos se arrodillan. Nuestra Señora les dice, “Queridos hijos de Dios, estoy con ustedes siempre. Amen a mi Hijo. Sírvanle a mi Hijo. Sean como mi Hijo”

Fruto del misterio: ¡María vive!.

NOVENA A LA VIRGEN MARÍA

EN SU ADVOCACIÓN DE MADRE DE MISERICORDIA

 

¡OH MARÍA!, NUESTRA SEÑORA,  MADRE DE MISERICORDIA,

CON ESPERANZA RECURRIMOS A TI.

 

“Mis queridos hijos, los quiero mucho a todos y deseo que oren esta novena de nueve días antes de la Fiesta de la Madre de Misericordia, que es el 25 de mayo.

Deseo que comiencen esta oración el 17 de mayo y que terminen el 25 de mayo. (La Novena también se puede rezar en cualquier otra ocasión).

A través de esta coronilla y esta novena me ayudaran a mí y a mi Inmaculado Corazón –que es un Corazón de Misericordia– a triunfar.”…

Hoy vengo a darles esta novena, pero quiero que sepan que con todo mi amor y misericordia que tengo por ustedes, las oraciones más hermosas que pueden rezar son por aquellos que son pecadores, porque como su Madre de Misericordia, intercedo ante el trono de Dios por ellos y por ustedes.

Intercedo ante el trono de Dios por la conversión de los pecadores.

Esto es lo que yo deseo, así que con esto, deseo que  comiencen su oración.

 

PRIMER DIA

Meditarán sobre todos los que sufren y no tienen quien rece por ellos.

Estas almas están verdaderamente solas porque se sienten abandonadas por Dios.

“Oh María, Nuestra Señora, Madre de Misericordia, te rogamos y pedimos que recuerdes en tu corazón a los tristes y a los que sufren, para que lleves sus peticiones a Dios, y para consolarlos en su abandono agonizante.

Te rogamos para que tu amor pueda tocar sus almas y se den cuenta de que no están solos.

Oh Madre de Misericordia, mira con bondad a los que sufren física, espiritual y mentalmente, y permanece con ellos de tal manera que puedan conocer La Gran Misericordia de Dios a través de ti.

¡Oh María!, Nuestra Señora, Madre de Misericordia, con esperanza recurrimos a ti.”

“Oh Jesús, Por el gran amor y misericordia que has mostrado a Nuestra Señora al hacerla Madre de Misericordia al pie de la Cruz, por favor, escucha sus oraciones por los afligidos, los que están solos, por aquellos que se sienten abandonados, y por los que están en un gran sufrimiento. Amén.”

A continuación se reza la Coronilla de la Madre de Misericordia. (Texto al final de la Novena)

 

SEGUNDO DIA

Deseo que mediten y oren por todas las Madres

Porque sufren enormemente.  Sólo yo conozco sus sufrimientos porque soy Madre.

Quiero que se den cuenta de que todas las madres son amadas por mí y los invito a darse cuenta que son virtuosas en su amor por todos sus hijos.

“Oh María, Nuestra Señora, Madre de Misericordia, otorga bendiciones a las madres del mundo entero.

Dales la gracia de saber cómo criar a sus hijos en el amor, la paz, la misericordia y la gracia de Dios.

Oh querida Madre Celestial, tú que eres Madre, sólo tú conoces el sufrimiento de estas madres.

Llévalas en tu corazón y revela su sufrimiento a Jesús para que Él pueda bendecirlas.

Oh María, Nuestra Señora, Madre de Misericordia, con esperanza recurrimos a ti.”

“Oh Jesús, en tu gran amor y misericordia, por favor recuerda a todas las madres en sus tristezas y en sus alegrías, porque sufren mucho por sus hijos.

Otorga, a través de las manos de María, que es la Madre de las madres, la gracia, la misericordia y las bendiciones que estas santas madres buscan. Amén. ”

 A continuación se reza la Coronilla de la Madre de Misericordia. (Texto al final de la Novena)

 

TERCER DIA

Mediten sobre la  Pureza y la Castidad

Por los que permanecen infieles al condenar sus almas a Satanás por llenarse de odio, y por aquellos que contaminan sus cuerpos con actos de pecados sexuales que necesitan el perdón y por los que dicen que son castos pero que están mintiendo.

 “Oh María, Nuestra Señora, Madre de misericordia, por favor recuerda a los que no tienen amor en su corazón y a los que no son puros de cuerpo.

Rogamos para que ellos puedan ver la luz de Dios a través de ti e imitar tu amor misericordioso, tu castidad y tu pureza.

Por aquellos que están llenos de odio, rogamos que el Espíritu de Dios pueda tocarlos, apagar sus corazones ardientes del fuego del infierno y reemplázalo con el corazón tierno de Dios y el Espíritu viviente de Dios.

Rogamos por aquellos que están involucrados en actos pecaminosos que profanan la castidad y la pureza del cuerpo.

Perdona esos pecados por los cuales eres más ofendido y concédeles la conciencia de que su cuerpo es un Templo y que el Espíritu Santo vive dentro de ellos.

Por ello todos oramos, Oh María, Nuestra Señora, Madre de  Misericordia, con esperanza recurrimos a ti.”

“Señor Jesús de Misericordia, mira con bondad a los que están llenos de odio, quienes nunca consideran la posibilidad de amarte, y concédeles el perdón y la paz a los pies de la Cruz.

También bendice y ten misericordia de aquellos que profanan el derecho de la castidad y la pureza del cuerpo.

Concédeles la luz de Dios, para que puedan arrepentirse y convertirse en un verdadero templo del Espíritu viviente de Dios. Amén.”

A continuación se reza la Coronilla de la Madre de Misericordia. (Texto al final de la Novena)

 

CUARTO DIA

Deben orar y meditar sobre todos 

Los que tienen el corazón lleno de odio, celos y envidia.

Estas almas se aferran al odio porque sienten que les da poder. Cuando un alma no experimenta amor, la envidia, los celos y el odio aumentan en ellos y se convierten en presas fáciles para que los espíritus malignos los consuman.

Sus corazones se endurecen con el dolor.

Si no se alivia, se convierten en maldad y pueden hasta matar. Deben rezar y decir:

“Oh María, Nuestra Señora, Madre de misericordia, nos aferramos a tu protección amorosa.

Oh humilde Reina, no tengas en cuenta los corazones llenos de odio, envidia y celos, con disgusto, sino mira el dolor que hay allí.

Ruega a Jesús y pídele que les envíe su misericordia y paz. Deja que los no queridos sean dados alguien para amarlos, y deja que tu corazón misericordioso sea el camino que llevará a estas almas de regreso a Dios.

¡Oh Madre de Misericordia!, estas almas están en peligro. Para algunos, el odio no es una opción, sino una forma de vida y poder.

Muéstrales, Oh Madre misericordiosa, la misericordia y el poder de Dios.

A través de actos sencillos de amor, revélales el amor y la misericordia de Dios.

Oh María, Nuestra Señora, Madre de la Misericordia, con esperanza recurrimos a ti.”

“Oh Jesús mío deja que tu corazón sea enternecido con compasión por las oraciones de tu Madre.

No dejes que tu pasión, muerte y resurrección sean en vano, especialmente por aquellos que tienen corazones de odio.

Dales tu luz y tu misericordia para que puedan enmendar sus caminos.

Revélales, Oh Dios misericordioso, tu bondad, amor y misericordia a través de Nuestra Señora para que puedan amar y adorarte solo a Ti. Oh Dios. Amén.”

A continuación se reza la Coronilla de la Madre de Misericordia. (Texto al final de la Novena)

 

QUINTO DIA

Orarán y meditarán sobre aquellos que no aman ni honran a mi Hijo.

En este tiempo hay mucha gente que no ama a Jesús.  Dicen que si pero cuando algo malo sucede, al primero que maldicen es a mi Hijo.  Piensan que Jesús debe y puede dar solo curaciones, milagros y paz y que el sufrimiento viene solamente de satanás.  A pesar de que mi Hijo puede dar sanación, milagros y paz, Él también es el Rey del sufrimiento.  Se olvidan de la parte de las escrituras en donde Jesús decía, ningún servidor es más grande que su maestro y en las Actas de los Apóstoles cuando los apóstoles decían, “En su vida, el Hijo del Hombre sufrió. Como podemos nosotros esperar no sufrir?”  Hay tantos que no honran a mi Hijo porque sienten que El no merece ser honrado. Oh, qué triste es esto. Si el mundo adorara más a mi Hijo y lo amara La Nueva Era no existiría.  Deben orar y decir:

“Oh María, Nuestra Señora, Madre de Misericordia, creemos que tú eres verdaderamente la Madre de Dios, Madre del Verbo encarnado, y porque creemos en ti y tu intercesión, creemos y amamos a Jesús.

Lleva a todos los creyentes y no creyentes al corazón amoroso de Jesús.

Rogamos que el Espíritu Santo de fuego y amor pueda consumir sus corazones con amor ardiente por Jesús, tu Hijo, que con la sabiduría del Espíritu Santo, ellos puedan ver y conocer a Dios.

Oh Madre de Misericordia, concede a los que no honran a tu Hijo la capacidad de ver y conocer la verdad.

Que el amor por Jesús proteja nuestras mentes y nuestros corazones para que en tiempos de confusión, peligro y duda, siempre podamos decir: “Tanto como te ha agradado, Oh Señor, no blasfemaré ni te negaré en nada”

Oh María, Nuestra Señora, Madre de la Misericordia, con esperanza recurrimos a ti.”

“Oh Jesús mío, cuyo amor no tendrá fin, concede que a través de tu Santísima Madre, pueda amarte más.

Sé, Jesús, que si puedo amar a tu Madre Santísima con todo mi corazón, puedo amarte a Ti también sin importar lo que pase.

Así mi Jesús, envíame el Espíritu Santo de fuego y amor a consumir mi corazón con la llama más apasionada de amor de María, tu Madre y nuestra Madre de Misericordia. Deseo y rezo para que mi corazón se llene de amor por tu Santísima Madre.

Oh Señor, hazme un prisionero de amor por María, para que con ese purísimo amor el cual es agradable a ti, pueda amarte. Amén.”

A continuación se reza la Coronilla de la Madre de Misericordia. (Texto al final de la Novena)

 

SEXTO DIA

Deseo que mediten y oren por aquellos que no son obedientes

No son obedientes ya sea a su cónyuge, padres, maestros, autoridades, autoridades religiosas, al presidente y al Papa. Desobediencia es lo normal y esto hiere mucho mi corazón. Mi Hijo y yo vivimos en obediencia a Dios y a Su ley. Sin obediencia no puede entrar la humildad. Humildad y Obediencia van mano a mano. Hay muchos religiosos que no son obedientes a sus superiores espirituales. Los laicos y aquellos que están en el servicio del Señor deben amar y practicar la obediencia. Hablar mal de sus superiores no es un acto de obediencia. Obediencia es un acto de confianza, por lo tanto sean sumisos en amor y sepan que en obediencia a cualquier superior están siendo obedientes a Dios y es a través de este acto de obediencia que La Divina Voluntad de Dios puede entrar en ustedes.

“Oh María, Nuestra Señora, Madre de Misericordia, por favor ponnos bajo tu manto y enséñanos el camino santo, el camino de la pequeñez, la humildad y la obediencia.

Llena nuestros corazones con la gracia y la misericordia para que podamos aprender de la obediencia que nos llevará a la gracia y a la santidad en el Cielo.

Rogamos por aquellos que no quieren ser obedientes a su cónyuge, a sus padres, a sus maestros, a las autoridades civiles y a las autoridades religiosas.

Derrama la gracia en sus corazones para que puedan ver que en la obediencia pueden encontrar la paz y la humildad.

Oh Madre de Misericordia, sabemos que la desobediencia verdaderamente hiere tu Inmaculado Corazón.

Por lo tanto, rogamos para que los que no son obedientes puedan ver y conocer la paz que viene cuando uno es obediente.

Que podamos vivir en obediencia, para que podamos ser obedientes a Ti y a Tu Hijo.

Oh María, Nuestra Señora, Madre de la Misericordia, con esperanza recurrimos a ti.”

“Oh mi Jesús de Misericordia, enséñanos de tu vida para que podamos vivir en obediencia, de la forma en que tú lo hiciste.

Que tu vida pueda ser un ejemplo de obediencia para nosotros a través de las oraciones de aquella que más te ama, que es Tu Santísima Madre.

Dale al mundo ejemplos de obediencia para que aquellos que no son obedientes vean la paz y la santidad que viene con la obediencia.

Dale a nuestros corazones la obediencia para que todos podamos ser obedientes a Ti. Amén.”

A continuación se reza la Coronilla de la Madre de Misericordia. (Texto al final de la Novena)

 

SEPTIMO DIA

Deseo que mediten sobre todos los que están envueltos en la Nueva Era, rituales satánicos, y aquellos cuyas creencias acerca de mi Hijo, de mí y de la Iglesia no son correctas.

Queridos hijos, deseo que oren por aquellos que están comprometidos en el ocultismo, que se dedican a la brujería, por aquellos que se dedican a la Nueva Era. Ellos creen que van a obtener el poder, pero en realidad, su poder es de los demonios del infierno.

Están poniendo en peligro sus almas porque no se humillan ante Dios porque creen que ellos son Dios o como un dios. Existen dioses falsos, queridos hijos, y ellos se están concentrando sobre todo en aquellos que están tratando de acercarse a mi Hijo.

Recen para que ellos conozcan la verdad.

Recen para que ellos puedan aceptar la verdad.

Recen para que ellos puedan comprender la verdad y amen a mi Hijo.

Recen por aquellos que se dedican a la brujería, incluso aquellos que no se dedican a prácticas satánicas, pero creen que la Wicca es un camino a la perfección, todo esto les está llevando por el camino del mal. La Wicca no es un juego. Se trata de los ídolos de la tierra. Ellos adoran a los árboles y las plantas, y creen que esta energía les da poder. Sólo Dios puede darles el verdadero poder y sólo Dios puede hacerlos santos.

Recen para que modifiquen sus costumbres y vuelvan a Dios.

Recen por los que se dedican a rituales satánicos quienes creen que el diablo es bueno y puede darles lo que quieren. Recen para que Satanás pierda su poder sobre ellos y que regresen a la verdad de Dios. Deberán rezar esta oración:

“Oh María, Nuestra Señora, Madre de Misericordia, vengo a Ti con total humildad y actúo como Tu para pedirte que devuelvas las almas a Dios.

Regresa a aquellas que se dedican a las prácticas de la Nueva Era, los que se dedican a la brujería y los que llevan mentiras engañosas en sus corazones acerca de Jesús.

Tú eres la Madre de todos los pecadores, y Tú eres la Madre con el Corazón Misericordioso más Compasivo.

Pídele a Jesús que tenga misericordia de ellos. Pídele a Él que los ayude a ver la verdad. Deja que el Espíritu Santo de fuego sea la luz que los lleve a Dios.

Oh Madre de Misericordia, deja que el Espíritu Santo se siembre muy profundo en sus corazones y deja que eche raíces y crezca para que a medida como ellos aprendan acerca del Reino de Dios,  puedan conocer la verdad y puedan aceptar a Jesús.

Oh María, Nuestra Señora, Madre de Misericordia, con esperanza recurrimos a Ti.”

“Oh Jesús mío, mira favorablemente el corazón de tu Madre.

Mira la misericordia y el amor con el que ella ama a todas las almas, incluso las que están lejos de Dios.

Concédeles el perdón. Concédeles la paz. Muéstrales tu amor y misericordia al revelarles la verdad. Amén.”

A continuación se reza la Coronilla de la Madre de Misericordia. (Texto al final de la Novena)

 

OCTAVO DIA

Deseo que oren y mediten sobre la PAZ

Queridos hijos, el mundo no puede salvarse sin la paz. Sus corazones anhelan la paz y  necesitan la paz de Dios, con el fin de salvarse y de que puedan volver a Dios.

Siempre hay que rezar para que tengan la paz de Dios en su alma y en su corazón primero.

Entonces, recen para que otros puedan tener paz también, dentro de sus familias, sus amigos, su nación, y en el mundo entero.

Pero no se puede orar por la paz, o dar la paz a los demás, o estar en condiciones de aceptar la paz si ustedes mismos no tienen paz en primer lugar.

Por lo tanto, deseo que recen por la paz para ustedes mismos primero y luego por los demás, y deseo que sepan que la paz de Dios se puede obtener a través del amor y la misericordia. Deben rezar:

“Oh María, Nuestra Señora, Madre de Misericordia, busco refugio dentro de tu Inmaculado Corazón, el más Misericordioso. Tú eres un refugio de total tranquilidad y paz.

Buscamos refugio en Tu corazón con la esperanza de que Tú nos guiarás a la paz de Jesús.  Dios es el Rey de la Paz.

Jesús es el Príncipe de la Paz y Tú, mi Madre, eres la Reina de la Paz y Madre de Misericordia.

Deja que esta paz que Tú das a través de Tu corazón y por medio de Jesús primero me consuma y me de fortaleza en los momentos de dificultad y dolor.

Oh Madre de Misericordia, deja que la paz que Dios da a través de su Corazón misericordiosísimo, a través del Espíritu Santo, y por medio de la Eucaristía sea mi santificación y mi vida.

Oh María, Nuestra Señora, Madre de  Misericordia, con esperanza recurrimos a Ti.”

“Oh Jesús mío, Príncipe de la Paz, tú eres merecedor de toda alabanza, gloria y honor. Te doy mi corazón, tan lleno de ira, frustración y confusión, a cambio de tu paz.

Te ruego, ¡Oh Señor!, que Tú me des esa paz para que yo sea capaz de presentarla a mi familia, mis vecinos, mis amigos, a esta nación y al mundo.

¡Oh Señor!, si es tu voluntad, hazme un  recipiente de tu paz. Amén.

A continuación se reza la Coronilla de la Madre de Misericordia. (Texto al final de la Novena)

 

NOVENO DIA

Yo, Jesús, deseo que mediten sobre mí GRAN CORAZON EUCARISTICO

Piensen en las ofensas que aún se cometen, los que no creen y los que no Me prestan atención.

Se ocupan en otras cosas, incluso llevando a cabo largas conversaciones  en mi Presencia.

La falta de respeto verdaderamente hiere mi corazón. Por eso les pido, mis queridos, recen para que los ultrajes y sacrilegios contra mi Sagrado Corazón se detengan.

Estoy pidiendo que se detengan a través de ustedes.  Deben mantener una actitud respetuosa en Mi Presencia en el Santo Tabernáculo.  Oren delante de Mí. No lleven a cabo conversaciones, sean respetuosos ¡Yo estoy ahí!

Sean respetuosos durante la Misa.

No juzguen a los sacerdotes porque ellos realmente tienen el poder de cambiar mi Cuerpo y mi Sangre en la Sagrada Eucaristía. Son los únicos que tienen este don, no hay otros.

Respeten a sus sacerdotes.

Recíbanme en estado de gracia, confesándose, amándome y creyendo con todo su corazón que estoy verdaderamente presente en la Eucaristía, Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad. Esta es una de las mayores atrocidades cometidas contra  Mí, que la gente no crea. Crean y los sanaré; crean y yo me haré cargo de ustedes.

¿Desean mi paz? Asistan a la Adoración Eucarística. ¡Yo estoy ahí!

Escuchen lo que les digo, Yo estoy realmente allí, no en la forma en que piensan que me ven aquí con ustedes ahora. Quiero dejar esto claro. Yo estoy ahora aquí parado en una aparición, estoy en  forma de mi cuerpo glorificado.

En la Eucaristía, es aún mejor, porque Yo no soy una aparición. La Eucaristía se convierte en mi Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad. Cuando están presentes durante la Adoración Eucarística, esa es Mi carne, ese es Mi cuerpo, ese soy Yo. ¡Qué maravilloso y glorioso es!

Ahora deseo que recen siempre a Nuestra Señora:

“Oh María!, Nuestra Señora, Madre de Misericordia, venimos a Ti, porque Tú eres verdaderamente la Madre de Dios y Madre del Verbo encarnado.

Él es carne de Tu carne, hueso de Tus huesos y corazón de Tu corazón. Dondequiera que Jesús está, Tú estás allí. Guíanos, Oh Santísima Madre, a Jesús Eucaristía, quien es Tu vida.

Oh Madre de Misericordia, Te pedimos que Su verdadero Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad, que están ocultos en la Eucaristía, llegue a ser para nosotros nuestra vida.

Oh María, Nuestra Señora, Madre de Misericordia, con esperanza recurrimos a Ti.”

“Oh Jesús mío, desde el fondo de mi corazón estoy realmente apesadumbrado por los ultrajes y sacrilegios cometidos contra Tu Sacratísimo Corazón Eucarístico.

Te prometo mi amor.

Te prometo mi alma y mi ser como alma víctima a fin de adquirir conocimientos para los demás de que Tú estás realmente presente en la Eucaristía.

Creo y ofrezco todas mis oraciones y penitencias por su conversión y por su conocimiento de que eres real. Amén.”

 

CORONILLA

DE LA MADRE DE MISERICORDIA

En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Un Padre nuestro, un Ave María y un Credo

En las cuentas del Padre nuestro de cada decena:

Oh Madre de Dios, Madre del Verbo Encarnado, Madre Santísima, ruega por mí.

En las diez cuentas del Ave María de cada decena:

Oh Madre María, Mediadora de todas las Gracias y  Misericordia, nos inclinamos ante Ti y Te pedimos que ruegues por nosotros.

Oh Madre de Misericordia, con esperanza recurrimos a Ti.

Al finalizar las cinco decenas una Salve.

En las últimas tres cuentas:

Madre de Dios, Madre de Misericordia, ruega por mí.

En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.

 

Mensaje de la Virgen María

Esta es mi Coronilla de la Madre de Misericordia. Deben entender que por encima de todo, soy la Madre de Dios y la Madre de ustedes y que nada, nada es imposible a través de mi intercesión. Hijitos, a veces Dios Padre no les perdonará porque sus pecados son demasiados, o porque Él siente que necesitan una lección para aprender, pero a través de la mediación de su Madre, Dios Padre los perdonará y disminuirá la severidad de sus sufrimientos.

Todas las cosas son posibles a través de la Madre de Misericordia, porque ella es la Mediadora de todas las gracias y es su Madre amorosa. Si me aman y tienen devoción hacia mí bajo este título, no hay necesidad de incluso decirles las gracias, bendiciones, milagros, prodigios, sanaciones y todo lo que se obtendrá a través de este título, la Madre de Misericordia. Es por eso que yo deseo que en la oración también me llamen Medianera, porque eso es lo que soy. Los invito a rezar esta Coronilla todos los días y que se den cuenta que los amo.

 

Mensaje de Jesucristo (13 / 03 / 2005)

También deseo que sepan que la hora en la que deberían recitar la Coronilla es a las 4 en punto. Fue a las 4 de la mañana que mi madre nació. Fue a las 4 de la tarde que mi cuerpo fue bajado de la cruz y mi Madre sostuvo mi cadáver por primera vez. Estaba envuelto en una sábana y luego comenzó la procesión a la tumba. Ella estaba allí. Fue a las 4 de la tarde que esto sucedió. Y fue a las 4 de la tarde, cuando ella murió de alegría, esta fue la hora para que ella muriera. Ella murió de alegría a las 4 en punto. La hora de su nacimiento fue también la hora de su muerte, sólo que no en la mañana sino en la tarde. Por lo tanto a las 4 en punto de la tarde es que debe rezarse, todos los días a las 4 PM, en honor del misterio, las alegrías, los dolores y las glorias de mi Madre, que siempre está conmigo. Aquellos que la honran me honran a mí. Quienes la blasfemen a ella o se atrevan a deshonrarla con falta de respeto me faltan el respeto a mí. Es a través de mi Madre, la Madre de Misericordia, que ella los guía hacia mí. Su misericordia es la misericordia de una madre, infinita y hermosa. Todos los que se acerquen a ella reciben el don de la salvación, y todos los que se acerquen a ella con fe reciben el don del amor porque ella lleva dentro de sí misma el don del Amor Divino.

 

Mensaje de la Virgen María (13 / 12 / 2004).

Mis queridos hijos, alabado sea Jesús.

Mis queridos hijos, los invito a estar atentos a las lecciones de la misericordia y el amor. Pero con el fin de que se empapen de los mensajes y vivan el mensaje de la misericordia y el amor, siempre tienen que estar en estado de gracia y de oración. Por lo tanto, queridos hijos, sí me gustaría enseñarles cómo ser misericordiosos y cómo llamarme a mí como su Madre de Misericordia. Porque cuando los cielos están cerrados, Yo los abro.  Cuando la puerta del Cielo está cerrada con llave, Yo la abro. Cuando la opresión y la depresión prevalezcan, allí es cuando Yo los pondré en libertad, porque Yo soy su Madre de Misericordia. Este es el más poderoso de todos los títulos, porque les muestra a ustedes mi naturaleza humana y el incesante Amor Divino de Dios. Así es como deberían rezar la Coronilla:

En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.

 

Un Padre nuestro

Un Ave María.

Un Credo

En las cuentas del Padre nuestro de cada decena:

¡Oh Madre de Dios!, Madre del Verbo Encarnado, Madre Santísima, ruega por mí.

En las diez cuentas del Ave María de cada decena:

Oh Madre María, Mediadora de todas las Gracias y Misericordia, nos inclinamos ante Ti y Te pedimos que ruegues por nosotros.

Oh Madre de Misericordia, con esperanza recurrimos a Ti.

Al finalizar las cinco decenas una

Salve.

En las últimas tres cuentas:

Madre de Dios, Madre de Misericordia, ruega por mí.

En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.

 

PROMESAS DE LA CORONILLA

DE LA MADRE DE MISERICORDIA

 

El 13 de febrero de 2005, Nuestra Señora señaló las promesas por rezar la Coronilla de la Madre de Misericordia

1. Yo daré la paz a los que rezan esta hermosa Coronilla dedicada a mí.  

2. Prometo dar grandes conversiones. Que éste sea el segundo regalo que les daré. Lo más importante es la conversión. Por favor entiendan claramente. Esta Coronilla tiene un gran poder para convertirlos a ustedes y a aquellos por quienes la rezan.

3. Mi hijo y Yo prometemos dar a los que rezan esta Coronilla, la sanación física, espiritual, mental y psicológica, pero hay que rezar y creer firmemente.

4. Daré grandes gracias a los que se dirigen a mí rezando la Coronilla de la Madre de Misericordia. Fíjense en los rayos que les extiendo desde la palma de mi mano. Son las gracias que Yo les daré y por las cuales les pido que recen y reciban. Por ahora, lo único que quiero decirles es que estas gracias son de toda clase y que no estarán limitadas a una gracia particular. Así que, por favor, récenla.

5. A los que rezan esta Coronilla por los moribundos les prometo que estaré con ellos durante sus últimos momentos en la tierra, y que Yo misma, como la Madre de Misericordia me apareceré a ellos antes de su muerte y llevaré sus almas a Dios. Estas son las cinco promesas que deseo hacer y ofrecerles a través de esta Coronilla, pero también hay una sexta.

6. La sexta es que yo concederé la paz dentro de la familia si rezan juntos esta Coronilla y la número siete, la última de todas:

7. Responderé a sus peticiones, pero tienen que estar dispuesto a recibir la respuesta con un corazón abierto.  Intercederé ante mi Hijo Jesús, con este título y les daré las gracias y oración que desean, pero deben entender, a veces la respuesta de Dios es “no”. Si es “no”, entonces deben aceptar y seguir adelante. Si la respuesta es “no, sino más adelante en el camino”, entonces deben seguir para perseverar y creer firmemente que esto se les dará. Y luego hay respuestas “sí”. Los que reciben el don de la gracia de un “sí”, de una oración contestada y sucede, no se rindan en el rezo de esta Coronilla por sus hermanos o hermanas, sino que continúen rezando. No quiero que recen la Coronilla simplemente por sus propias necesidades, y luego una vez que reciban lo que desean, se alejen de esta Coronilla o de mí. Sigan rezándola aunque la respuesta sea un “no” un “después” o un “sí” porque quiero estar siempre con ustedes. Esta es la manera en que puedo estar presente con ustedes.

 

El 13 de marzo de 2005 Jesús añadió 2 promesas más para aquellos que recen la Coronilla de la Madre de Misericordia

Vengo a decirles de dos nuevas promesas que deseo darles, su Jesús de Misericordia, a través de la Coronilla de su Madre de Misericordia.

8. Deseo darles pureza de corazón a todos los que rezan la Coronilla de mi Madre.

9. También deseo darles a través  de esta Coronilla la salvación para los vivos y los muertos.

 

Así como usar el Escapulario de la Virgen del Carmen es un signo y compromiso de mi Madre de ser también un escudo y protección contra las llamas del infierno. Tanto es la Coronilla de mi Madre, como un escudo contra los dardos encendidos del infierno. Todos los que recen y crean en el título de mi Madre, Madre de Misericordia recibirán la salvación en esta vida y en la próxima.

Les prometo a todos los que recen esta Coronilla de mi Madre esto. Es mi promesa, para aquellos que recen acercarse al corazón de mi Madre y todos los que viven más cerca del corazón de mi Madre a través de esta Coronilla se acercan a mi corazón. Por lo tanto, la salvación se obtiene a través de esta Coronilla, si  así lo desean.

Deben aceptar las gracias que les estoy dando a través de esta Coronilla y de mi Madre, porque ella es el manantial de gracia y delicia eterna. Deseo que recen y crean que a través de esta Coronilla les estoy dando pureza de corazón y la salvación para aquellos que creen.

 

SAN JOSÉ

LETANÍAS AL CASTÍSIMO CORAZÓN DE SAN JOSÉ

 

Señor, ten piedad de nosotros. (Bis)

Cristo, ten piedad de nosotros. (Bis)

Señor, ten piedad de nosotros. (Bis)

Cristo, óyenos. (Bis)

Cristo, escúchanos. (Bis)

 

R. Ten misericordia de nosotros.

Dios Padre Celestial

Dios Hijo, Redentor del mundo.

Dios Espíritu Santo.

Santísima Trinidad, Un solo Dios.

 

R. Ruega por nosotros.

♥         Castísimo Corazón de San José.

♥         Corazón de un amoroso padre adoptivo.

♥         Castísimo Corazón de Vírgenes.

♥         Castísimo Corazón del Hijo de Dios

♥         Castísimo Corazón de Gracia.

♥         Corazón de José Castísimo.

♥         Corazón de José inflamadísimo de Amor Divino.

♥         Corazón de José sin mancha.

♥         Corazón de José Admirabilísimo.

♥         Corazón de José lleno del Buen Consejo.

♥         Corazón de José, Padre Adoptivo de nuestro Creador.

♥         Corazón de José lleno de amor por nuestro Salvador.

♥         Precioso Corazón de San José.

♥         Apasionadísimo Corazón de San José.

♥         Casto Corazón de San José, Casto Corazón en el vientre de su madre.

♥         Casto Corazón de San José, adornado con raciocinio.

♥         Casto Corazón de San José, adornado con caridad y pobreza.

♥         Casto Corazón de San José, adornado con una especial simpatía por los agonizantes.

♥         Casto Corazón de San José, que sabía tanto de ansiedad y dolor.

♥         Casto Corazón de San José cuyo corazón se comunicaba con los Ángeles en los sueños.

♥         Casto Corazón de San José, Terror de los demonios.

♥         Casto Corazón de San José, Defensor contra las mentiras y herejías.

♥         Casto Corazón de San José, Protector de vírgenes.

♥         Casto Corazón de San José, Vaso de Devoción.

♥         Casto Corazón de San José, Torre de David.

♥         Casto Corazón de San José, Pilar de David.

♥         Casto Corazón de San José, Salud del enfermo.

♥         Casto Corazón de San José, Refugio de los pecadores.

♥         Casto Corazón de San José, Compañía de las vírgenes.

♥         Casto Corazón de San José, Compañía de los corazones alegres.

♥         Casto Corazón de San José, Patrón de los trabajadores.

♥         Casto Corazón de San José, Obedientísimo.

♥         Casto Corazón de San José, Sapientísimo.

♥         Casto Corazón de San José, Confiadísimo en Dios.

♥         Casto Corazón de San José, Privilegiadísimo con Dios.

♥         Casto Corazón de San José, tan similar a los Corazones de Jesús y María.

♥         Casto Corazón de San José, Pequeñísimo.

♥         Casto Corazón de San José, Lleno de Tierno Amor.

♥         Casto Corazón de San José, Inocentísimo.

♥         Casto Corazón de San José, el más leal.

♥         Casto Corazón de San José, Santísimo.

♥         Casto Corazón de San José, Fidelísimo.

♥         Casto Corazón de San José, Tiernísimo.

♥         Casto Corazón de San José, Silencioso en la Humildad.

♥         Casto Corazón de San José, Amable y Tierno Maestro.

♥         Virginal Corazón de San José, Corazón Purísimo.

♥         Virginal Corazón de San José, Lleno de Paz Celestial.

♥         Virginal Corazón de San José, Pilar de Fortaleza.

♥         Virginal Corazón de San José, Pilar de Esperanza.

♥         Virginal Corazón de San José, Pilar de Piedad.

♥         Virginal Corazón de San José, Pilar de Paz.

♥         Virginal Corazón de San José, Pilar de Felicidad que el mundo no puede entender.

♥         Virginal Corazón de San José, Pilar de Amor.

♥         Virginal Corazón de San José, Pilar de Santidad.

♥         Corazón de San José, Consolador de los Afligidos.

♥         Corazón de San José, Auxilio de los Cristianos.

♥         Corazón de San José, Príncipe de los Ángeles.

♥         Corazón de San José, Príncipe de los Patriarcas.

♥         Corazón de San José, Príncipe de los Profetas.

♥         Corazón de San José, Príncipe de los Apóstoles.

♥         Corazón de San José, Príncipe de los Mártires.

♥         Corazón de San José, Príncipe de los Confesores.

♥         Corazón de San José, Príncipe de las Vírgenes.

♥         Corazón de San José, Príncipe de todos los Santos.

♥         Corazón de San José, tan cercano al Corazón de Jesucristo.

♥         Corazón de San José, tan lleno de los Dones Celestiales.

♥         Corazón de San José, formado por el Divino Poder e ideado por la Voluntad Divina y Santa de Dios.

♥         Corazón de San José, Puerta del Cielo.

♥         Corazón de San José, Dador de Paz.

♥         Castísimo Corazón de San José, guiándonos a Dios.

 

Cordero de Dios que quitas los pecados del mundo.

Perdónanos, Señor.

Cordero de Dios que quitas los pecados del mundo.

Escúchanos, Señor.

Cordero de Dios que quitas los pecados del mundo.

Ten piedad de nosotros, Señor.

 

Ruega por nosotros, Castísimo Corazón de San José para que seamos dignos de las promesas de Cristo.

Oh Santo Dios que por tu poder y amor ideaste y formaste el Corazón de San José para que fuera semejante a los Corazones de Jesús y María, y que te complació que fuera el esposo de la Santísima Virgen María y padre adoptivo de Jesucristo, Tu Único Hijo engendrado.

Míranos favorablemente, y por medio del Amorosísimo y Castísimo Corazón de San José,  adórnanos con los dones de la paz y el amor.

Permite que todos los que se dirijan al Castísimo Corazón de San José, encuentren paz y alegría, de modo que a través del Corazón de San José, podamos amarte y adorarte más.

Te lo pedimos por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.

 

ORACIÓN AL CASTÍSIMO CORAZÓN

DE SAN JOSÉ

Oh Castísimo Corazón de San José, que fuiste destinado por Dios para ser  el padre adoptivo de Jesús, Su Único Hijo Engendrado y el Castísimo Esposo de la Bienaventurada Virgen María, que en tu primera edad  recibiste las gracias del raciocinio y luego hiciste un voto en tu corazón  de permanecer virgen, Dios incrementó en tu corazón muchas gracias, bendiciones y virtudes tales como la caridad, pobreza y una especial simpatía por los moribundos.

Oh Castísimo Corazón de San José que sabes tanto de las ansiedades y el dolor de la humanidad, ruega y ayúdanos en todas nuestras penas y miserias. Tú que eres casto de corazón y te comunicabas en sueños con los Ángeles, permanece con nosotros en nuestros sueños y esperanzas de esta vida.

Oh Castísimo Corazón de San José, por favor recibe esta petición que coloco en tu Castísimo Corazón (Haga la petición).

Por favor no rechaces mi súplica sino, ¡Oh Castísimo Corazón de San José!, intercede por mi necesidad y en este acto sé más caritativo conmigo.

Y tú, que eres el Terror de los demonios, por favor defiéndeme de todo mal. Te pido la gracia de un mayor amor a María, mi Madre y a Jesús, mi Hermano y Salvador y defiéndeme de todas las herejías y mentiras de satanás y del mundo.

Y cuando el mundo me haga sentir triste y solitario, entonces ¡Oh Castísimo Corazón de San José!, protector de las vírgenes, escóndeme en tu corazón y, tal como fuiste para Jesús, el Hijo de Dios, sé para mi otro padre.

¡Oh Amorosisimo y Castísimo Corazón de San José!, ruega por mí. Amén.

 

Estas oraciones le fueron dadas a Chris Courtis, un visionario en Maryland (USA), mediante una locución interior en el 2004.

 

CORONILLA

AL CASTÍSIMO CORAZÓN DE SAN JOSÉ

En el nombre de Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Un Padre nuestro.

Un Ave María

El Credo

En las cuentas del Padre nuestro

Corazón de San José, el corazón más fuerte y humilde, ruega por nosotros, por paz y  fortaleza.

Corazón de San José, intercede por ésta mi necesidad _____________ y dame las gracias que necesito para vivir y agradarte.

Corazón de San José, el corazón más fuerte y humilde, con esperanza recurrimos a ti.

 

En las diez cuentas del Ave María:

¡Oh Castísimo y Humilde Corazón de San José!

Ruega por nosotros.

 

Al finalizar las cinco decenas

¡Oh San José!, el más humilde carpintero de Nazareth, esposo de la Santísima Virgen y amoroso padre adoptivo de Jesucristo, venero tu Castísimo Corazón el cual es tan similar a los Corazones de Jesús y María.

Ruego que tu corazón ponga su mirada bondadosa sobre mí, que seas muy caritativo conmigo y que a través de esta devoción especial a tu Castísimo Corazón, puedas obtener para mí toda la gracia, amor y paz necesarios para vivir y amar a Dios. Amén.

 

En cada una de las últimas tres cuentas:

(Tres Veces en cada cuenta)

Sagrado Corazón de Jesús.

Ten piedad de nosotros.

Humildísimo Corazón de San José.

Ruega por nosotros.

Amorosísimo Corazón de San José.

Ruega por nosotros.

Fidelísimo Corazón de San José.

Ruega por nosotros.

Misericordiosísimo Corazón de San José.

Ruega por nosotros.

Castísimo Corazón de San José.

Ruega por nosotros.

Inmaculado Corazón de María.

Ruega por nosotros.

 

En el nombre de Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

 

Oración final (En el crucifijo):

Oh Dios de las alturas, que creaste a San José para ser un modelo de paternidad, esposo, modelo de trabajadores y protector de  vírgenes, mira bondadosamente a aquellos que tienen una devoción especial al Castísimo y Humilde Corazón de San José, para que puedan recibir la ayuda, protección y gracias que piden, ya que sabemos, por la enseñanza de la Iglesia, que miraste favorablemente a San José y su Castísimo y Humilde Corazón, preparándolo para ser el esposo de la Santísima Virgen y padre adoptivo de tu Unigénito Hijo Jesucristo.

Tú también aumentaste en su corazón ciertas gracias como el razonamiento, virginidad, caridad, pobreza y compasión por los moribundos, Tu que hiciste su corazón tan similar a los corazones de Jesús y María, mira con amor el Castísimo y Humilde Corazón de San José y concédele, a quien amó y sirvió tan fielmente a Tu Unigénito Hijo, la petición que  hace en nuestro nombre.

Él desea que seamos caritativos y desea defendernos del maligno.

Déjalo ser caritativo, especialmente con los pobres pecadores y que nos ayude en nuestras necesidades y pruebas.

En el dulce nombre de Jesucristo, el Hijo Único de Dios, danos las gracias para servir a Dios y como un acto de amor y refugio, escóndenos en el Corazón de San José donde estaremos protegidos de la noche oscura y tormentosa.

Deja que el Corazón de San José brille como un pilar para la Iglesia, para fortalecerla y darle la luz de Cristo. 

Permite que el Corazón de San José que esta lleno del amor y de la misericordia de Dios, sea dado a cada pecador, incluyéndome a mí.

En el nombre de Jesucristo, mi Salvador y el Hijo Único de Dios, rezo y pido esto.

Oh Castísimo y Humilde Corazón de San José, te amo y confío en ti. Amén.

CONSAGRACIÓN AL CASTÍSIMO Y PURÍSIMO CORAZÓN DE SAN JOSÉ

Oh Castísimo y Puro Corazón de San José, Yo me consagro a tu corazón donde todas las almas serán protegidas.

Por amor a ti, me abandono a ti. Amén.

 

(San José a través Chris Courtis, el 2 de mayo de  2008).